Introducción

Debido a su gran importancia, las zonas estuarinas han ido progresivamente concentrando el desarrollo de las actividades humanas, lo que ha conducido a una constante amenaza de las mismas por la existencia de numerosas presiones, entre las que se encuentra la contaminación por vertidos industriales. El control y la minimización de estos impactos, que limitan el potencial productivo de los estuarios, requieren estrategias de gestión específicas y eficaces. De ahí que en los últimos años se haya elaborado normativa ambiental (por ejemplo Directiva  96/61/CE, Directiva 2000/60/CE, Directiva 2008/105/CE) dirigida hacia la mejora de la calidad de dichos sistemas acuáticos a través del control y reducción de los efectos de ese tipo de contaminación. Sin duda, para poder desarrollar este tipo de estrategias, es preciso contar con un adecuado conocimiento de los estuarios, no solo desde el punto de vista hidrodinámico, sino también desde la perspectiva individualizada de la evolución y destino de estos contaminantes considerando  la interacción de todos los factores involucrados: tipo de contaminante, características de la dinámica sedimentaria, condiciones ambientales (temperatura, salinidad, etc.), entre otros.

En este contexto, en el año 2013 El Instituto de Hidráulica Ambiental de la Universidad de Cantabria inició, al amparo del Plan Nacional de I+D+i, la realización del proyecto “Análisis de aspectos clave de la dispersión de VERTidos Industriales para la delimitación de Zonas de mezcla ambiental en Estuarios” (VERTIZE CTM2012-32538), el cual se centró en el estudio de la evolución de este tipo de vertidos en estuarios mediante el empleo de herramientas numéricas que permiten integrar la influencia de las condiciones  tanto hidrodinámicas como sedimentarias del estuario y los niveles de concentración de los contaminantes presentes en el sistema. Todo ello con el objeto de establecer una metodología para la delimitación de las zonas de mezcla ambiental de estos vertidos en estuarios someros que facilite su gestión dentro del marco normativo vigente.

En España esta problemática afecta a numerosos estuarios: ría de Bilbao, ría Suances, Ría de Vigo, estuario del Guadalquivir o ría de Huelva, por citar los más relevantes, en los que se detecta la presencia de diversos metales pesados, entre los que destaca el zinc, el cobre o el plomo. En un estuario, la evolución del vertido y las concentraciones de los contaminantes dependen de numerosos factores tales como: las características del mecanismo de descarga (mezcla inicial del vertido), las condiciones de salinidad y pH del medio, la presencia de zonas intermareales, la aparición de fenómenos de estratificación, la concentración de sólidos en suspensión y el estado basal de los sedimentos del fondo. Todo ello conduce a que el análisis de la dispersión de este tipo de vertidos sea una tarea compleja que requiere de un conocimiento adecuado de la contribución de cada proceso y deba abordarse empleando herramientas numéricas.